Leonor Urzúa Cruzat

(Curicó, 1868 – Constitución, 1924)

Doña Leonor Urzúa nació en la provincia de Curicó en 1868, en el seno de una familia formada por Blas Urzúa Piña y Daniela Cruzat y Céspedes, ambos pertenecientes a antiguas familias españolas. El padre convencido de la importancia de la educación, les procuró a sus dieciochos hijos, sin distinción de género, una educación a costa de la fortuna familiar.

El compromiso educacional de la familia Urzúa llevó a Leonor junto a sus hermanas Genoveva, Susana y Deyanira a fundar en la ciudad de Curicó el Liceo de Señoritas en 1892. Este establecimiento fue el primero dedicado a la instrucción de las jóvenes en esta ciudad, y a partir de numerosas gestiones logró obtener ayuda financiera del Gobierno. En él las jóvenes recibían una educación según el programa de la época, y que Leonor complementó incluyendo materias como biología e higiene, moral y urbanidad,  italiano y declamación.

El compromiso con la educación femenina de las hermanas Urzúa las llevó apoyar como extensión cultural del Liceo la formación de la Estudiantina Curicó y, en especial, la Academia Literaria “Mercedes Marín del Solar”, ambas fundadas en 1896. La Academia Literaria fue una instancia amplia que incorporó como socias a las estudiantes del Liceo y a las jóvenes y señoras de la ciudad. En ella se organizaban conferencias privadas sobre literatura, historia, sociología, entre otros. Estas conferencias estaban a cargo de Leonor, en que participaba como conferencista junto a sus hermanas, e invitando a escritores e intelectuales.

En apoyo a la labor cultural y literaria de La Academia, Leonor Urzúa inició la publicación de La Mujer (1897). Esta revista reunió los trabajos de las socias de la Academia, las alumnas y profesorado del Liceo, junto autores nacionales. La Mujer recibió una entusiasta acogida en Chile y en el extranjero. Es más esta publicación fue completamente fruto del trabajo de mujeres, desde el proceso de redacción a la impresión. Para ello Leonor adquirió una pequeña prensa, he hizo capacitar a “niñas pobres” en el trabajo tipográfico.

Más tarde en 1899 emprendió la publicación de Almanaque Literario de la mujer en la ciudad de Curicó.

En 1912 publicó el libro “Flores Incultas”, en él reunió sus trabajos intelectuales escritos a lo largo de su vida, en especial, los dedicados a abogar y defender la instrucción femenina.

Leonor falleció un 2 de septiembre de 1924 en la ciudad de Constitución, cuando aún se desempeñaba como profesora.

 

Referencias Bibliográficas

Eliz, Leonardo. “Musas Chilenas” 1560-1889. Siluetas líricas y biográficas sobre los más distinguidos poetas nacionales. Santiago: Imprenta La Unión, 1889.

Figueroa, Pedro Pablo. Diccionario Biográfico Nacional (1550-1892) Cuarta edición. Tomo III. Santiago: Imprenta Barcelona, 1901.

Guevara, Tomás. Historia de Curicó. Curicó de Chile: Ediciones Mataquito, 1998.

Martínez, María Eugenia. “La enseñanza femenina particular en Chile”, En Actividades Femeninas Santiago de Chile: Editorial La Ilustración, 1928.

Medina, José Toribio. Literatura Femenina en Chile (notas bibliográficas en parte críticas). Imprenta Universitaria, 1923.

Rojas Carrasco, Guillermo. Contribución del profesorado a las letras nacionales. Valparaíso: Editorial Amanecer, 1947.


PUBLICACIONES

Comments are closed.