LA EMERGENCIA DE LAS POLÍTICAS

El tercer período de la historia de la prensa de mujeres abarca la década del 30. Se denomina “La emergencia de las políticas” porque todas las publicaciones correspondieron al tipo periódico político. Es decir, los periódicos y revistas hechos por mujeres en este período fueron el órgano de difusión de alguna organización social o política, o de un partido político.Este período estuvo marcado por la crisis económica del 29. Esta fue una crisis del sistema capitalista a nivel mundial, y golpeó a Chile especialmente por tener una economía que dependía de las exportaciones de materias primas. Por otra parte, también se vivió una crisis política. En el plano internacional el fascismo se fortaleció, en América Latina se vivieron las primeras dictaduras militares y en Chile hubo un período de inestabilidad política, que significó polarización y la radicalización de las posturas políticas.

Las mujeres se consolidaron como actores políticos relevantes. Se dice que en esta década las mujeres salieron a la calle. Participaron activamente en organizaciones femeninas y además se integraron a grupos y partidos políticos tradicionales. Las mujeres activistas de los diversos colores políticos, se unieron transversalmente por la demanda por el voto femenino. Por su parte las feministas se unieron a campañas internacionales por la ciudadanía plena, por la paz y el antifascismo. Y a pesar que sus derechos políticos no estaban reconocidos, se unieron a las campañas electorales presidenciales, que para el caso de las elecciones de 1938 fueron fundamentales en el triunfo del Frente Popular.

El ambiente de radicalización y politización influyó en la prensa de mujeres. Como ya mencionamos, en este período se caracterizó por especializarse en política y desarrollar el tipo que nombramos como periódico político. Este tipo tiene como particularidad expresar las ideas de un colectivo que tiene una agenda política propia.

En este caso servía tanto como medio de expresión hacia fuera de la organización, y a la vez como un espacio de formación hacia el interior de la agrupación. Otra característica es que su objetivo no era salir a competir en el mercado, en ese sentido no eran empresas comerciales. Se pueden reconocer dos grandes grupos la prensa política de mujeres autónoma, desarrollada por organizaciones de mujeres independientes de partidos políticos tradicionales. El otro fue la prensa política de mujeres que pertenecían a partidos políticos tradicionales.


EDITORAS                                                                  PERIÓDICOS

Isabel Morel (Delia Ducoing de Arrate)                                                 Nosotras /1931-1935

Elvira Rogat                                                                                                Voz Femenina /1932

María Romero                                                                                            Política Feminista /1931-1932

Marta Brunet                                                                                              Lecturas /1932-1933

Adela del Carmen Lavanderos                                                               Acción Femenina /1934-1939

Gladys Thein                                                                                             Unión Femenina de Chile /1934-1935

Lucía Marticorena de Martín                                                                  Lealtad /1934-1938

Lily Santander                                                                                           La Mujer Nueva /1935-1942

Elcira R. de Vergara                                                                                 Voces /1935

Valentina Ruiz                                                                                          Voz Femenina /1935

Vera Zouroff                                                                                             Vivac /1937

Teresa A. de Bustamante (Maritza Grassie)                                         Camarada /1939

Elvira Santa Cruz