La Voz Femenina

 

La Voz Femenina se publicó en 1916 en la ciudad de Santiago, bajo la dirección de Teresa Valderrama Larraín y subdirección de Julia Michelich. Este periódico de carácter comercial se declaró defensor y protector de la mujer y de los comerciantes del país.  La Voz Femenina tuvo el formato de periódico noticioso de cuatro columnas con una diversidad de secciones: editorial, conferencias, reseñas, artículos y vida social. Estos contenidos fueron acompañados por avisos clasificados y publicitarios que ocuparon un importante espacio en el periódico.